¡Hatze donante!

Principios éticos de la donación
Anonimato: Las identidades de donante y receptor son administradas respetando su privacidad por los operadores del Sistema de Transfusión y por las asociaciones de voluntariado. Libertad de elección: La donación de sangre es una elección libre y consciente No-profit: La sangre y sus componentes figurados no pueden ser fuentes de lucro, el valor de una unidad de sangre/hemocomponente es establecido en base a los costos incurridos en su recolección, preparación, calificación y distribución de los productos sanguíneos. Gratuidad: La donación de sangre es gratuita y no puede ser remunerada de ninguna manera. En Italia la donación retribuida monetariamente es condenable por ley en base al art. 22 de la ley 219/2005. Higiene: Para cada donante, el material utilizado durante la extracción de sangre es esterilizado y desechable. Seguridad: La gratuidad, la consulta médica pre-donación y los test diagnósticos efectuados garantizan la seguridad de los productos transferidos a los pacientes y el control del estado de salud de los donantes. Calidad: El respeto de las buenas prácticas y los numerosos controles de los materiales utilizados garantizan la óptima calidad de los productos de la transfusión. Periodicidad: La sangre de donantes periódicos representa una garantía de fiabilidad y seguridad para el receptor, además de la certeza del abastecimiento. El donante periódico es controlado desde el punto de vista médico a través de rigurosas consultas y atentos controles realizados sobre el producto sanguíneo.

 

La sangre y sus componentes
La sangre es un tejido fluido que circula a través de los vasos sanguíneos, representa el 8% del peso corporal y está constituida por una fase líquida, representada por el plasma y por una fase sólida compuesta por: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas, definidos en conjunto como "hemocomponentes" o elementos figurados.

Por qué donar
La necesidad de sangre y de sus componentes es en constante aumento a raíz del envejecimiento de la población y de la necesidad de tratamientos siempre más innovadores y numerosos. La sangre es indispensable en múltiples terapias y no sólo en las situaciones de emergencia. No puedes saber a quién donaras tu sangre, pero ten en cuenta que tu donación es destinada a muchos tipos de enfermos, a pacientes oncológicos y a personas que presentan hemorragias importantes por traumatismos, intervenciones quirúrgicas entre las cuales trasplantes o procedimientos realizados durante el parto.

Las distintas formas de donación
La donación de sangre entera es la forma de donación más frecuente. Permite extraer al mismo tiempo todos los componentes de la sangre: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas que son separadas de forma inmediata. La donación en aféresis permite extraer un solo componente de la sangre a través de una máquina que separa las células mientras el resto de los componentes son devueltos al donador. Igualmente es posible extraer dos componentes simultáneamente, en este caso se habla de donación multicomponent. La donación en aféresis presenta la ventaja de extraer en mayor cantidad los componentes específicos que los pacientes necesitan, es un proceso más largo que la donación de sangre entera. Este tipo de donación generalmente es propuesta a los donantes que tienen una experiencia previa en la donación de sangre. Recientes estudios han propuesto otras formas de donación, como la de las células estaminales obtenidas de la sangre del cordón umbilical o de la médula ósea, para utilizarla como tratamiento innovador en muchas enfermedades.

4 etapas para donar
1) El registro Luego de haber requerido un documento de identificación válido, el médico ingresa tus datos en la base de datos del Sistema de Transfusión y te guía en la compilación del cuestionario pre-donación.
2) Consulta de idoneidad Antes de cualquier donación se realiza una extracción de muestras de sangre necesarias para los test de pre-donación, que son acompañados de una entrevista confidencial y una consulta médica para verificar la idoneidad de la donación, en respeto de la seguridad del donante y el receptor.
3) La extracción La extracción de sangre y de los componentes figurados es realizada por personal sanitario preparado y calificado. El procedimiento para la extracción es simple y inocuo, el material es desechable, permitiendo garantizar la absoluta seguridad para el donante.
4) Después de la donación Luego de la extracción se ofrece una colación. Recuerda que si eres un trabajador dependiente tienes derecho a una jornada de reposo retribuida.

Puedes donar sangre solo si:
- tienes entre los 18 y 65 años de edad
- eres reconocido como idóneo a la donación por un médico
- tu peso corpóreo es de más de 50 Kg.

Donde donar
Se dona en las estructuras de transfusión de los hospitales o dentro una unidad de recolección administrada por asociaciones afines. Puedes reservar el tipo de donación directamente dentro el centro de transfusiones o a través de las asociaciones de donantes de sangre.

En qué se transforma la donación
Después de la extracción la sangre sigue un procedimiento estándar que le permite llegar en óptimas condiciones de seguridad desde el donante al receptor. Los elementos figurados, separados y validados son distribuidos en los servicios hospitalarios que los solicitan y son subministrados sólo luego de efectuar los test de compatibilidad entre donante/receptor. Cada parte extraída y sus muestras correspondientes son registrados e identificados por un código de barras unívoco con la intención de asegurar, desde principio a fin del proceso de transfusión, una perfecta trazabilidad (durante 30 años) que garantiza la seguridad del proceso de donación.

(Traduzione a cura di Avis Nazionale)